¿YO EGOISTA?

El otro día revisando las cartitas que mis compañeros de secundaria me regalaron, encontré una frase que llamó mucho mi atención y dice así: “Si amas algo déjalo libre, si regresa a ti es tuyo, si no nunca lo fue”.
Para unos parecerá un tanto incoherente, sin sentido alguno. Para otros, representa un pensamiento acertado de una de las decisiones quizá más difíciles que en algún momento de tu vida se presenta.
Resulta bastante complicado dejar ir algo que nos ha costado un gran esfuerzo obtener, ¿Verdad?
Que pasa cuando tu gran amor por alguna razón tiene que irse de tu lado o cuando tu papá te dice que por cuestiones económicas no podrás continuar con tus estudios, ¿Cómo reaccionas?, ¿Aceptarás realmente la decisión de tu novio o tu padre sin ningún problema? No lo creo.
Los seres humanos actuamos muchas de las veces de acuerdo a nuestros propios intereses sin importar que nuestros actos funcionen para bien o mal de otras personas.
Consciente o inconscientemente somos egoístas.
Este tipo de individuos representan una barrera en la vida de las personas con las que conviven pues siempre les dificultan el camino.
Llegan a condicionarte tanto que no te dejan opción. Son personas muy negativas las cuales nunca dejarán ver tu brillo. Siempre te querrán opacar.
No toleran la superación de otros y creen que si ellos no pueden ser mejores, tú tampoco tienes derecho a serlo.
Bueno, pero esto no significa que siempre tengamos que ser así. Existe otro tipo de individuos que hay que decirlo, son pocos, pero que realmente resulta gratificante conocerlos. Me refiero a los altruistas los cuales son personas que desean el bien de los demás aun a costa del suyo.
La sociedad tiende a verlos como “hipócritas” o personas “barberas” que siempre quieren quedar bien con todos. Llegan a aislarlos y a fastidiarles la existencia ya que para los demás no actúan de manera normal.
¿No será que más bien la gente no puede soportar tanta autenticidad en un ser humano?
Es difícil y admirable poder pensar y actuar igual que ellos ya que estamos acostumbrados a ver sólo por nosotros. Sería bueno comenzar a ver por las necesidades de los demás. Esto no nos ayudará a ser mejores individuos.
Si el mundo estuviera habitado por este tipo de personas, seguramente sería mejor.

Magali Vargas Campos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: